Crear, financiar, hacer crecer empresas encargadas de luchar contra el cambio climático

Publicado el 17 de mayo de 2022

Compartir

Se nos pregunta a menudo: Time for the Planet, ¿es un Startup Studio? ¿Un fondo de inversión? ¿Una incubadora?

De hecho, lo es todo al mismo tiempo…

No somos una incubadora o una organización de apoyo, sino co-creadores.Co-creamos empresas con un equipo que reúne a científicos y emprendedores.

https:="" www.youtube.com="" <="" a>"="" data-oembed-type="video" data-oembed-provider="youtube">

Nuestro rol: Financiar, ¡pero no es solo eso!

Time for the Planet asume 4 gran roles dentro de sus filiales: 

- Constituir el equipo de directivos/as-socio/as de la empresa 

- Financiar el desarrollo de la empresa a medida de su crecimiento 

- Asegurar una estrategia basada en el open source 

- Participar como consejo en las decisiones estratégicas de la empresa 

Time for the Planet confía plenamente en el equipo de dirección para tomar todas las decisiones y definir la estrategia, el modo de gestión, la organización y la vida cotidiana de la empresa, a condición de que las decisiones sean conformes a la carta ética de Time for the Planet (en particular sobre el Open source que debe estar garantizado). 

Uno/a de los/as directivos/as será nombrado/a presidente/a de la sociedad y por lo tanto dispondrá de poder de decisión.



Nuestra visión: tener impacto. De verdad.

Somos garantes del impacto de la empresa en la lucha contra el cambio climático. Siempre daremos prioridad a los intereses del planeta sobre los intereses de terceros inversores. Las personas físicas y los fundadores de las filiales, al habernos elegido como parte del accionariado, confían en nosotros para que la empresa pase a formar parte de la Historia de la humanidad y no sea sólo una historia con intereses privados.

El open source, el ingrediente que cambie las reglas del juego.


La tasa de éxito de las empresas en el ámbito de la innovación es muy baja. Entre el 70% y 90% de las empresas creadas acaban fallando. Cada fracaso significa la desaparición de años de trabajo realizado para: 

- Desarrollar la tecnología 

- Crear las relaciones de confianza necesarias para convencer a clientes, empleados/as, proveedores, socios/as e inversores/as 

En un mundo donde no hay límite de tiempo para alcanzar los objetivos, esa tasa de fracaso no es tan problemática: después de todo, la empresa habrá permitido crear empleos y trabajar a subcontratistas: se obtiene beneficio de la experiencia. 

Sin embargo, en un mundo en el cual la crisis climática empeora cada día y cada hora que pasa, y en el que las consecuencias humanas de esta crisis son cada vez más considerables, esa tasa de fracaso solo significa una cosa: no vamos a lograrlo. A menos… A menos que cambiemos de paradigma

No podemos permitirnos desperdiciar más millones de horas de trabajo en aventuras empresariales basadas en el secreto de la propiedad intelectual.

El emprendedor/a está acostumbrado a basar su modelo de negocio en la apropiación y el secreto. Sin embargo, este hábito está lejos de ser el modelo económico más razonable y eficaz. 

Por lo tanto, Time for the Planet pondrá a disposición de todo el mundo la totalidad de las innovaciones creadas por sus empresas filiales. Así, los modelos económicos de nuestras empresas no estarán basados en la apropiación y el secreto, sino al contrario, en la difusión y la ausencia de frenos. Permitiremos a cualquier persona crear una empresa para copiar, mejorar y comercializar nuestras innovaciones, sin miedo de que eso frene el desarrollo económico de nuestras propias empresas, sino al contrario con la certitud de que solo nos hará acelerar. En este artículo, explicamos en detalle como el open source nos permitirá tener un impacto mucho más amplio, a la vez desarrollamos nuestras empresas más rápido.


Las etapas de creación de las filiales de Time for the Planet

El término “filial” designa todas las empresas que vamos a crear y financiar.

Deseamos a toda costa evitar elegir nuestras inversiones en base a previsiones y planes de negocio, ya que no son indicadores fiables. Además, hemos concebido una metodología basada en una serie de etapas lógicas que permiten validar el impacto, la oportunidad empresarial y el equipo, antes de comprometer recursos importantes.

Primera etapa : Selección del problema científico

La elección del problema científico se hace en base a un único criterio: el impacto sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a escala mundial

La solución propuesta tiene que dirigirse a un mercado suficientemente importante como para tener un impacto significativo en las emisiones o en la captación de GEI. Por ejemplo, deseamos enfocarnos en el problema de las emisiones de CO2 de la industria del cemento: se trata del 5% de las emisiones globales de CO2, lo cual es considerable.

Revisar los temas científicos que nos interesan

La solución tiene que poder implementarse en cualquier parte del mundo, no solo en una área específica. 

El consejo científico de Time for the Planet estudia los proyectos y valida su relevancia científica: 

- validación del impacto de la innovación en los gases de efecto invernadero 

- estudio de efectos secundarios y efectos rebote (por ejemplo, aumento del consumo de energía inducido por una mejora en la eficiencia)


Segunda etapa: Investigación de una ventaja competitiva que se corresponde con la solución científica

Un problema científico no siempre se corresponde propiamente con un problema del mercado de forma natural. Por ejemplo, el hecho de que el proceso de fabricación del cemento sea emisor de CO2 no será un problema del mercado si se encuentra una manera de construir sin cemento con una ventaja competitiva: precio más bajo, mejor capacidad de aislamiento, mayor durabilidad, etc… 

Esta reflexión se realiza internamente en Time for the Planet, e involucrando al inventor, la comisión científica y la comisión de emprendimiento

Tercera etapa : Testear el mercado con frecuencia

A este nivel, la empresa aún no está creada. 

Con una inversión de 5.000€ a 15.000€, utilizamos técnicas de prueba de alta frecuencia para determinar, en un plazo de 3 a 6 semanas: 

- Si el producto o servicio permite atraer clientes (satisfacer una necesidad real) 

- ¿Quienes son los clientes? 

- ¿Cuál es el coste de adquisición para un cliente? 

Estas pruebas se realizan en condiciones reales: concertar citas con prospectos como si la innovación ya existiera, crear landing-pages que presenten la innovación, publicidad en las RRSS, retargeting, etc... 

Ejemplos

- Si queremos probar el interés de los consumidores por una solución de aire acondicionado que funciona sin electricidad, y queremos saber a qué precio la gente está dispuesta a comprarlo, será necesario intentar venderlo en un mercado, con varios precios diferentes, o incluso crear un crowdfunding para validar el interés real de los consumidores por la solución imaginada. 

- En el ámbito “BtoB” (venta a empresas), establecemos un mecanismo para realizar reuniones comerciales para vender la solución imaginada, desde dibujos técnicos, simulaciones 3D, pronósticos, etc ... para obtener pedidos anticipados. 

- Publicidad en línea para vender un producto que aún no existe a consumidores reales (con devolución inmediata después de realizada la venta).


Cuarta etapa: Reclutamiento del equipo fundador de la filial

En la mayoría de casos, todavía no existe un equipo establecido (por ejemplo, solo un inventor/científico). Entonces nosotros completamos el equipo. 

- El/La CEO: buscamos preferiblemente una persona con sólida experiencia empresarial, y si es posible que haya creado una empresa anteriormente en el mismo sector. Pero no siempre será necesario. 

- El/La CTO: en ocasiones puede ser el/la inventor/a, siempre que la persona lo desee y que tenga capacidad de gestión y visión empresarial. 

- Posiblemente, de 1 a 2 fundadores adicionales, que aporten experiencia industrial o en el mismo sector, alguna habilidad o una red comercial, etc...

Quinta etapa: Probar el equipo, crear la empresa

La creación de la empresa se produce una vez realizadas las pruebas de mercado. 

Time for the Planet crea las empresas desde 0 ("from scratch"). 

Sin embargo, antes de convertirnos en accionistas mayoritarios, pasamos por una fase minoritaria (5% a 15%), durante la cual probaremos al equipo. Esta fase tiene una duración de 3 a 9 meses y permite validar que el equipo se lleva bien, que es capaz de crear una cultura corporativa común, trabajar en buena armonía con Time for the Planet y ejecutar con eficacia. 

Invertimos entre 50 k€ y 300 k€ en esta fase. 

Si el equipo cumple las expectativas durante esta primera etapa, continuamos con la 6ª etapa. 

Si el equipo no nos satisface, seguimos siendo accionistas minoritarios y dejamos que el proyecto prosiga con otros socios. 

Durante esta etapa se perseguirán varios objetivos

- Creación de la sociedad 

Time for the Planet se encarga de la creación legal de la empresa, del pago inicial y del registro de la marca. 

Como regla general, los fundadores deberán pagar una cantidad mínima de dinero simbólica para formalizar su compromiso con el proyecto. No obstante, esta cantidad será mucho menor que en el contexto de la creación de una empresa tradicional. 

- Creación del MVP 

El Producto Mínimo Viable corresponde a la versión más minimalista posible del producto o servicio previsto. En general, en el paso anterior, las primeras ventas o enfoques comerciales más avanzados se habrán realizado simplemente sobre la base del producto o servicio proyectado. En esta etapa, será cuestión de pasar a la realización concreta del producto o servicio. 

Time for the Planet aplica una metodología basada en la rapidez de acceso al mercado. Por lo tanto, estaremos particularmente atentos al diseño del MVP, que debe ser lo más rápido y económico posible para empezar a generar ingresos. Solo a la luz de contratos o intenciones de compra firmes continuaremos invirtiendo en el desarrollo de productos. No invertiremos fondos sustanciales en un producto que no haya sido objeto de fuertes intenciones de compra comunicadas.

Sexta etapa: Conversión en accionista mayoritario, validación de la inversión global en la empresa

En este punto, Time for the Planet ha podido validar: 

- La relevancia científica del proyecto, en particular su impacto sobre los gases de efecto invernadero 

- La existencia de un mercado de primeros usuarios dispuestos a pagar por la innovación aportada 

- El buen funcionamiento del equipo 

Por lo tanto, dispondremos de datos suficientes para poder validar nuestra inversión. 

La etapa 6 comienza entonces con la presentación del expediente y del equipo al consejo de supervisión de Time for the Planet, que deberá decidir un importe máximo a destinar al proyecto (entre 1 y 10 millones de euros).

Una vez que este importe haya sido votado por el consejo de supervisión, corresponderá al comité de inversiones validar el escalonamiento de la financiación. El comité de inversiones se reúne cada dos semanas y sus miembros rotan. 

Más que realizar, como se hace tradicionalmente en el mundo de las startups, sucesivas rondas de inversión en forma de ampliaciones de capital, Time for the Planet aporta, siendo inversor mayoritaria, la financiación necesaria en cada etapa del desarrollo de la empresa. Este rol mayoritario nos permite asegurar el mantenimiento de la filosofía de open-source y el rápido desarrollo de la empresa. 

Por tanto, invertiremos gradualmente, de acuerdo con las necesidades actuales y dentro del límite de la dotación validada por el Consejo de Supervisión. 

Ventajas de la presencia de TP como inversor mayoritario para los fundadores

Time for the Planet invierte a lo largo del tiempo, durante de 3 a 5 años, inyectando fondos cuando sea necesario. 

En la mayoría de los casos, las empresas que se creen serán de capital variable, por lo que cada inversión realizada se realiza sin aumento de capital. Por tanto, el porcentaje de Time for the Planet aumentará automáticamente a medida que se realicen las inversiones. 

También: 

- Los fundadores se mantienen enfocados en el desarrollo de la empresa porque no tienen que perder tiempo buscando fondos, especialmente durante la etapa inicial. 

- Mientras Time for the Planet financie el desarrollo de la empresa, no habrá aumento de capital, lo que evitará costes legales y complejidades jurídicas, así como la multiplicación de actores. 

- Los fundadores son remunerados desde el inicio y tienen acciones en la empresa. Esto es igualmente válido para los empleados clave. 

La distribución de capital en el lanzamiento será, en general, la siguiente:


Répartition du capital d'une filiale de Time for the Planet
Distribución del capital de una subsidiaria de Time for the Planet

Séptima etapa: Formación del board de una filial


El board es un comité de apoyo a la empresa, que se reúne al menos cada 2 meses y cuyos miembros pueden ser llamados a intervenir directamente sobre el terreno. 

El board está compuesto por al menos: 

. 1 miembro del board de Time for the Planet 

. 1 miembro del equipo de inversores de Time for the Planet 

. 1 miembro del equipo científico de Time for the Planet 

. 1 empleado de Time for the Planet que monitorea el progreso diariamente y participa en las reuniones más importantes.

Octava etapa: Pasar al open source

Una vez que se complete la prueba de concepto, Time for the Planet enviará a uno de sus directores de I+D para ayudar a establecer la documentación sobre la innovación tecnológica de la filial. Para ello, el director de I+D tendrá acceso a:

- todos los empleados y fundadores de la empresa 

- un presupuesto para financiar el tiempo dedicado por los empleados de la filial y/o por terceros externos (proveedores de servicios) 

- una interfaz concebida por Time for the Planet para que la puesta en disposición de la tecnología sea, a la vez, simple, lúdica y detallada. 

- un/a intérprete que se encargará de la traducción al inglés si fuese necesario.

Novena etapa: Inversiones sucesivas a lo largo de todo el desarrollo de la empresa

Como hemos visto, la vocación de Time for the Planet es financiar las empresas subsidiarias durante su desarrollo. 

Favoreceremos las inversiones pequeñas, sucesivas y cercanas, en lugar de las grandes inversiones del tipo Serie A, Serie B, Serie C. 

Por tanto, el porcentaje que posee Time for the Planet aumenta con el tiempo, a medida que se realizan las inversiones:


Progression investissement au capital
Progresión de la inversion de capital

Ventajas de la inversión progresiva

- Intervenir de forma más ágil y rápida sobre una necesidad claramente identificada

Por ejemplo, se necesitan 800 k€ para reclutar un equipo de ingenieros o 1 millón para lanzar una campaña publicitaria en la radio. 

- Evitar costes vinculados con las rondas de la mesa (no hay aumento de capital) 

- Evitar financiar una ronda con una cantidad inflada, como suele ser el caso de las empresas de nueva creación, que recaudan dinero no de acuerdo con sus necesidades racionalmente identificadas, sino de acuerdo con lo que pueden obtener como valoración de los inversores. 

 Gastar los fondos de una manera más segura, evitando inyectar dinero sin un destino preciso en la mente de los fundadores.


Tipología de las inversiones

Las filiales de Time for the Planet son SAS de capital variable, o equivalente cuando se creen bajo leyes extranjeras (por ejemplo, las empresas bajo la legislación de EE.UU.). 

Financiamos la empresa subsidiaria a través de la compra de unidades de capital variable. 

Las ventajas de esta forma: 

- No hay aumento de capital con cada inversión 
- Posibilidad de suscribir fácilmente a terceros inversores 
- Posibilidad de fijar un precio de salida por adelantado (por ejemplo, 2 o 3 veces el precio de compra)


Provisión y regulación de las inversiones

Cuando la empresa se lanza, reservamos una suma que dependerá del nivel de I+D previsto para la empresa. La cantidad oscilará entre 1 y 5 millones de euros y nos permite establecer la máxima financiación posible para llegar al product-market fit. 

Product-market fit 

En general, es un producto que corresponde a un mercado. De manera más precisa: este producto, cuando se encuentra con su mercado, satisface una necesidad por sí mismo. 

En otras palabras, es un producto que se ajusta tan bien a su mercado que no necesita milagros para convencer a los posibles compradores, que comprenden inmediatamente su funcionamiento y su utilidad. 

La idea del product-market fit es llegar al mayor número posible de personas para convencer a gran escala, sin tener que hacerlo cliente por cliente. 

Una vez que se haya alcanzado el product-market fit, evaluamos la oportunidad de hacer una segunda provisión, de entre 1 y 5 millones de euros, para financiar el desarrollo ulterior de la empresa. En cada caso, el objetivo no será gastar la totalidad de la provisión, sino poder anticipar las necesidades de la empresa a lo largo del tiempo. 

La cuantía de los niveles indicados más arriba variará según los períodos y las cantidades recaudadas por Time for the Planet.

Time for the Planet no invierte en empresas subsidiarias sin razones específicas. La inversión se hará a petición del director general de la filial o de un miembro de la dirección. Debe ser aprobada por el consejo de la propia empresa, así como por la Junta de Supervisión de Time for the Planet. 

Una vez consumido todo el fondo de Time for the Planet, si la empresa sigue necesitando capital, tendrá que solicitar una nueva provisión validada por la junta de supervisión, y/o buscar financiación externa. Time for the Planet podrá en ese momento acordar convertirse en un accionista minoritario, siempre y cuando se mantenga el ADN de open source de la compañía. Para garantizarlo, deberemos beneficiarnos de "Golden Shares " que nos permitan impedir cualquier decisión que no esté en consonancia con el open source. 

Co-inversión 

Time for the Planet está abierto a la co-inversión en sus filiales.

Los inversores externos podrán invertir de las siguientes maneras: 

- Compra de acciones en el capital variable 

- Ampliación de capital (que exceda el monto máximo de capital variable) 

- Bonos convertibles 

- Préstamos



Décima etapa: Salida de Time for the Planet

Cuando la empresa es rentable y se asegura la difusión de su tecnología en open source, comienza a aparecer la cuestión de la salida. Debemos salir por 3 razones: 

- 1ª razón: Nuestro objetivo es crear una empresa que provoque la creación de muchas otras iniciativas (empresas, etc...) utilizando la innovación que creamos, a través de nuestra licencia open source. Una vez que se crea este "mercado", nuestra misión se cumplió, y medimos los resultados estimando las toneladas de CO2 equivalente ahorradas gracias a la difusión de nuestra innovación. 

- 2ª razón: Los socios de Time for the Planet aportan dinero con un retorno de 0 sobre su inversión. Esto significa que por cada euro invertido, devolveremos 1 euro después de entre 10 y 15 años. Para ello, tenemos que asegurarnos de que el dinero invertido en Time for the Planet, vuelva en un determinado momento a Time for the Planet, una vez que nuestra misión esté cumplida. Si recuperamos más dinero del que hemos invertido, crearemos nuevas empresas que luchen contra el calentamiento global. 

- 3ª razón: Prometemos a los científicos y emprendedores que crean nuestras filiales que, aunque al principio sean minoritarios, se convertirán en propietarios únicos una vez que la empresa haya cumplido su misión. Esto le devuelve al César lo que le pertenece: nuestros fundadores, que invierten su tiempo, su energía, en definitiva, su vida en el diseño de las filiales, deben, al final, recibir el fruto de su trabajo. 

Time for the Planet tiene como meta vender todas o parte de sus acciones a la propia empresa filial (esto se llama reducción de capital). El precio de recompra varía, dependiendo de la empresa, entre 2 y 5 veces el precio de compra original de la acción. Este precio será fijo una vez que la empresa pase a ser de capital variable. 

La salida de los inversores se hace así por reducción de capital.

Este modo de salida innovador permite "devolver" la empresa a sus fundadores, una vez confirmado el éxito económico de la empresa. En el esquema clásico de inversión de las startups, los fundadores se "diluyen" gradualmente cada vez que un inversor entra en el capital. Si inicialmente son dueños del 100% de la compañía, suelen terminar con el 20% después de 3 "rondas" de inversión. Por el contrario, Time for the Planet ofrece a los fundadores y a los empleados clave la oportunidad de empezar como accionistas minoritarios, pero poder apropiarse de entre 60% y 90% del capital una vez que la empresa tenga éxito (en una media de 8 a 15 años). 

Status del inventor/a 

El/la inventor/a debe ser capaz de desarrollarse plenamente en el proyecto que se le propone. Debe tener 4 ejes: 

1) Reconocimiento: En el contexto de la publicación de su invención en open source, el nombre del inventor/a será mencionado en todas las comunicaciones. 2) Garantías de eficiencia: Time for the Planet garantiza que se pondrán en práctica los medios humanos y financieros para que el invento cambie el mundo. 3) Garantías de capital: De accionista minoritario, pasa a ser accionista mayoritario (con sus cofundadores) una vez que termina la fase de salida de Time for the Planet. 
4) Seguridad financiera: El inventor es remunerado por Time for the Planet desde el inicio de la empresa.



Conclusión: Time for the Planet propone un new deal ecológico

El sistema económico global es muy criticado, y a menudo con razón. Pero siempre es necesario ver las cosas con perspectiva. Si la excesiva financiarización y los problemas de armonización social, ecológica y fiscal son temas sobre los que sólo los Estados pueden actuar, la libertad de empresa aliada a la ciencia es, sin duda, una oportunidad sin precedentes para que los ciudadanos cambien el mundo a gran escala y a muy corto plazo. 

Proponemos un método para lograrlo.

Ahora.

Porque es una emergencia.